<<Estamos en Mêlée Island, de Monkey Island, porque está lleno de gente rara y todos nos piden hacer estupideces.>> Mr Martin Dominguez

¡Hola! Soy Alejandro Vilela y éste es mi espacio web. En él publicaré noticias interesantes, subiré fotos y hablaré un poco de mí mismo. Espero que disfrutéis de vuestra visita. ¡Un saludo!

Usuario
Pass
Regístrate aquí

Informática (1)
Varios (27)
Juegos (5)
Coches (5)
WTF (4)

  Ver noticia
Viaje a Londres y concierto de Paramore
Publicado el 2010-11-24. WTF.
El pasado fin de semana del 13 de noviembre Sonsoles y yo fuimos en un viaje relámpago a Londres, con el fin de acudir al concierto de Paramore para el que me regaló entradas el día de mi cumpleaños. Aprovechando el viaje, nos armamos con un mapa y un paraguas para realizar una visita exprés por las partes principales de la ciudad.
Welcome to London, buddy
La salida de nuestro vuelo de Madrid fue a las 7:30 de la mañana, con el consecuente madrugón para llegar con tiempo al aeropuerto. A las 9, hora local, llegamos a Londres y nuestra aventura daba comienzo. Cambiamos el chip del idioma y ya empezamos a relacionarnos para conseguir un plano del metro y obtener nuestros pases de un día de transporte público. El hotel, ubicado junto a la estación de Bank, era muy confortable y el check-in estaba súper automatizado y, gracias a la reserva que realizamos en Booking, no nos llevó más de 5 minutos. Así pues, dejamos las maletas en el hotel y nos embarcamos de excursión a la ciudad. Zapatillas cómodas, un buen mapa y cámara de fotos: esas serían nuestras armas. ¿El objetivo? visitar el mayor número de sitios emblemáticos de la ciudad y aprovechar para hacer compritas por la zona comercial. Todo ello en un plazo de menos de dos días.
Picadilly Circus guiris

Por la mañana, caminamos paralelamente al emblemático río Támesis rumbo al centro de la ciudad. La mañana transcurrió muy deprisa: tomamos un buen desayuno; pasamos por delante de la Catedral de San Paul; nos ofrecieron café en la calle; encontramos masas de gente celebrando la fiesta de la alcaldía; tomamos más café; continuamos andando y finalmente llegamos a la parte más conocida del centro de la ciudad: Trafalgar Square, con sus famosos leones presididos por la Galería Nacional de Arte. Nuestra caminata posteriormente nos llevó a la archiconocida plaza de Picadilly Circus y alrededores. Llegados a este lugar empezamos a sentir una sensación extraña, como un cosquilleo en nuestro interior y en nuestros bolsillos que nos incitaba a seguir caminando un poco más. Así hicimos y descubrimos Regent Street, una de las calles más comerciales que yo haya visto en vida. Increíbles tiendas con miles de productos esperando a ser consumidos por las masas londinenses y extranjeras. Podría destacar tiendas como Hamleys, una juguetería de 5 plantas que me impacto por la cantidad de juguetes que demostraban los de años de ventaja que nos sacan. Pero realmente lo que más me marcó fue Topshop: una tienda de ropa femenina donde miles de mujeres pululaban exaltadas en un frenesí de compras donde el caos era lo único que imperaba. En el siguiente video, grabado con mi iPhone (siento la calidad), se puede ver a Sonsoles recorriendo el interior de la tienda:

Tanto paseo y tiendas nos abrieron el apetito y buscando un lugar para comer cercano al parque Hyde nos decantamos por un sitio de nacionalidad desconocida que a priori tenía buen aspecto. Una vez dentro nos deleitamos con unas spicy potatoes, que traducido al castellano significa “patatas que pican como el mismísimo infierno”. También probamos unas lentejas con cebolla y arroz cuya principal característica era la absoluta falta de sabor. Con la tripa llena y un buen ardor encima decidimos visitar el centro comercial más emblemático de la ciudad: Harrods. Tras un buen paseo y varias indicaciones erróneas de los bienintencionados ciudadanos londinenses encontramos Harrod’s y, sinceramente, es espectacular:

Finalizada nuestra visita a Harrod’s tuvimos que salir corriendo, literalmente pues el metro estaba sufriendo un colapso general, al hotel para dejar todas las bolsas y tomar rumbo al estadio O2, donde se iba a celebrar el concierto. Casualidades de la vida, ese mismo sábado la estación de metro del estadio estaba averiada y no se podía acceder por esta vía así que tuvimos que echar mano de nuestra imaginación y tomar un medio de transporte alternativo. Tras valorar las posibles alternativas optamos por tomar el ferry que cruza el Támesis hasta el mismo estadio. Por suerte llegamos a tiempo al estadio para poder comprar unas camisetas como buenos grupies y tomar asiento antes de que empezara el espectáculo. Del concierto poco puedo resumir en palabras pero fue una experiencia inolvidable donde Paramore cantó sus mejores temas en una hora y media que pasó como si de un suspiro se tratara ¡Épico!

Paramore, increíbles en escena

Terminado el concierto volvimos a tomar el ferry de vuelta, para lo cual tuvimos que esperar más de una hora a la intemperie en la fría noche londinense. Al llegar al hotel caímos derrotados en la cama tras un día agotador. Al día siguiente nuestra visita se centró en los monumentos emblemáticos que tuvimos tiempo de ver: el Big Ben en el Parlamento de Londres, Abadía de Westminster y el puente de Lambeth, donde cruzamos al otro lado del río para tomar uno de los clásicos autobuses rojos de dos plantas que nos lleó de nuevo al centro de la metrópoli. Este experimento nos sirvió para darnos cuenta del caos circulatorio que viven las calles de la ciudad donde la gente quiere tirarse en marcha de los trenes y los autobuses al ver los tiempos que toman en recorrer distancias que yendo andando se emplearía la mitad.

Frente al Big Ben pasados por agua

Realizadas unas últimas compras dimos un apresurado paseo hasta el hotel para recoger las maletas y marchar rumbo al aeropuerto, donde dimos ya por finalizada nuestra aventura londinense. Hemos empezado a llenar una huchita con moneditas para ver cuándo hacemos el próximo viaje a esta ciudad que tantas cosas tiene que ofrecer y que nos ha dejado en tan poco tiempo con la miel en los labios. Londres, ¡volveremos!
1 comentarios - Viendo comentarios

Comentarios

Snooze dijo el 2010-12-08 15:31:42
Muy buen review xD La primera foto es epic, principal ya!

Comentarios siguientes | Comentarios anteriores

Comenta esta noticia

Usuario ¿Aún no estás registrado? Haz click aquí.
Contraseña
Comentario


Diseño, idea original y código por Alejandro Vilela.
- Todos los derechos reservados. 2008 -